La entrega de los anillos

Entrega de alianzas

La entrega de los anillos de novios es un paso muy importante para la vida de ambos, ya que es el primer paso de la vida que habéis decidido compartir.

Entrega de alianzas

Será de los momentos más inolvidable en vuestra vida y ese gran día estará cargada de nervios y mucha emoción. Por lo que ese gran día debe de estar todo muy bien organizado y que sea un espectacular día, habiendo planificado algo inolvidable y fantástico.

Si no sabes que realizar ese día para que salga de lo común, pide opinión a familiares y amigos, aunque ese momento dependerá todo de tí y serás tú quién decida finalmente que hacer para que ese momento sea magnífico.

Índice

    Ideas para entrega de alianza

    - Una cena en la orilla del mar; tendrás que pedir permiso en algún restaurante que esté cerca de la costa, para que te permitan poner una mesa en la orilla del mar. Debes organizarlo muy bien y que el restaurante esté de acuerdo de servir la mesa allí. Haz una cena original y que esté todo muy bien decorado y en plan muy íntimo con velas y antorchas rodeándoos.

    - Entrega del anillo en la altura; tendrás que visitar los edificios que creas que son lo más altos de tu ciudad y que creas que te pemitirán subir. Y cuano estéis contemplando la ciudad en lo más alto y teniendo com fondo la ciudad, entregar el anillo al novio. Si deseas realizar una cena, podrías hacer una cena romántica en algún ático de algún amigo o familiar.

    - Entrega al atardecer; busca un lugar tranquilo dónde se vea perfectamente el atardecer, si es un lugar que ya conocési porque soláis ir cuando os apetece estar sólos y tranquilos mucho mejor, si no cualquer sitio que encuentres que él no conozca, también sería una buena opción. Cuando el sol esté desapareciendo coméntale que le has comprado un regalito y se lo das entro de algo que le compres o bien se lo envuelves en una caja grande y así no sospecha de nada.

    - Entrega del anillo en una escapada de fin de semana; puedes buscar alguna casa rural, de ésas de piedra, en algún sitio muy íntimo en la montaña, donde paséis el fin de semana con la impresión de que estáis en una parte del mundo dónde sólo estáis los dos. Y al amanecer del día siguiente, te levantas tú antes que el novio y le colocas el anillo en tu parte almohada con una rosa, una carta o lo que quieras poner o bien se lo entregas por la noche en la cena, intentando que sea una cena muy íntima y romántica.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir